martes, 28 de febrero de 2012

¿Qué fue primero, el huevo o la gallina?

Sobre este dilema ha escrito mucha gente así que no seré yo quien descubra nada nuevo.
Si ayer os hablaba Merche de los huevos de Pascua, hoy os hablaré yo de nuestras gallinas lindaguinda.
Mi primera labor grande fue una colcha para mi cama de matrimonio con 15 gallinas y una remesa de huevos. Si he de ser sincera fue la envidia lo que me llevó a realizar esta labor. Si, Merche la estaba haciendo y cada vez que me enseñaba una de sus gallinas yo me moría de envidia. Así que... me hice una.
Las gallinas fue otra de las cosas que nos unió, siempre hemos sido un poco "gallinas cluecas" con los nuestros, somos "cotorras" como dos gallinas y además que narices. Nos gusta el alborotar al gallinero más que... más que nada en este mundo.
Sobre gallinas hemos realizado varias cosas, la colcha (de la no tengo fotos pero hoy mismo las hago), los delantales, las gallinas sujeta puertas, las gallinas decorativas...
¡Viva las gallinas! y ¡Arriba ese gallinero!
gallinas lindaguinda

Españoles por el mundo. ASCHAU im Chiemgau

Si hay alguien valiente en este mundo es Merche. Cuando hace tiempo me comento que estaban pensando la posibilidad de ir durante un curso escolar a ALEMANIA pensé que era una de esas ilusiones que uno tiene y que cree que algún día podrá cumplir. Pero no, en agosto cerro su casa, se despidió de familia y amigos y cogió su montante, a sus niñas de siete y cinco años y se marcho a vivir una experiencia única para ella y para las niñas.
Digo que Merche es valiente porque aunque cuenta con el apoyo de su marido es ella la que se ha instalado en ASCHAU im Chiemgau.
En un país extranjero en donde tus traductoras son tus hijas, donde no conoces a nadie y donde la nieve es el tú compañera diaria los días pasan más despacio.
A menudo me cuenta que en Alemania se celebra todo de una forma muy atractiva para los ojos, decorando todo de una forma exagerada con cintas, detalles de tela, cuadros Vichy. Me dice que yo "alucinaría" si viera todas esas decoraciones, esas casas de madera adornadas hasta el último detalle, esas cafeterías que parecen casitas de muñecas...

Mi reportera más dicharachera















Ella nos expica en primera persona la última de sus celebraciones:


detalle de unos huevos

 "En Alemania, y en Austria, se celebra la fiesta de OSTERHASE, que nosotros conocemos como Conejo de Pascua. Las tiendas se llenan de miles de huevos artesanales, cestas y conejos que resultan una auténtica fiesta para niños y mayores. Las casas de adornan con preciosos huevos y coronas de colores primaverales (verdes, fucsias, amarillos, naranjas...), cintas y lazos, y huevos y conejos por todas partes. El conejo esconde huevos de chocolate para los niños por toda la casa y los pequeños buscan como locos. En nuestra escapada a Salzburgo (Austria) nos encontramos ya tiendas donde se venden huevos adornados y pintados a mano. Una auténtica fiesta para la vista."

En las tiendas es típico encontrar hueveras con huevos
trabajados a mano para decorar toda la casa